Mar
29

DE ECONOMIAS, RITOS Y PRESAGIOS

I

Boris Pasternak en El Doctor Zhivago, describió los desaciertos de la Revolución Soviética. Su novela años atrás fue bandera  contrarrevolucionaria pero hoy se la ve como un bello drama de nostalgias de la causa, triunfos y desaciertos soviéticos.

Nosotros creemos que el narrar desaciertos Sandinistas pudiera ser constructivo si este gobierno tan solo no padeciera de la sordera común de los gobernantes tanto de izquierda como de derecha.

II

Recordamos que en 1982, se agotaba el agua del pequeño tanque auxiliar en la casa del Comandante Borge quien buscando una rápida solución pidió que ese mismo día se le agregara un segundo tanque a la torre.

El ingeniero le  explicó que se debía readecuar el espacio superior y las estructuras de hierro,  ampliar y fortalecer las fundaciones, pero que especialmente era preciso esperar el tiempo necesario para que el concreto fraguara.  Ante las exigencias del poder,  “Dirección Nacional ordene” el tanque ese mismo día se instaló y al día siguiente se cayó.

III

En Enero del 2005 y  reiterado el año pasado, esta columna alertó que con el inevitable estallido de las burbujas financieras en Estados Unidos se nos avecinaba lo que entonces bautizamos de un tsunami económico global.

Dijimos entonces que los ciclos económicos ya habían sido profetizados en la Biblia con la parábola de siete años de vacas gordas  seguidos de siete años de vacas flacas y anunciamos que las vacas gordas del período de Clinton iban a ser seguidas por  las vacas flacas en el mandato de Bush, ayudadas por su política de endeudamiento  y agravada por los gastos de la guerra en Irak.

IV

Nuestra alerta demoró en cumplirse,  nos equivocamos al no considerar que Washington recurriría  a medidas paliativas que aunque lograron eficazmente diferir  nuestra profecía, no lograron solucionar el problema. El tsunami está ahora a la vista.

Una vez que la ola rompa los diques, el estornudo de Norteamérica contagiará de resfríos y pulmonías a Europa, mientras Asia y nosotros en América Latina entraremos en la sala de cuidados intensivos.

V

La burbuja del petróleo por razones aparentemente ajenas a la demanda y la oferta ha llegado a los más altos pisos de elevados rascacielos con la consecuente paradoja de un incremento en los costos de los materiales de construcción acompañado de  un descenso paulatino en los precios de las viviendas ya construidas.

Las sucesivas reducciones en las tasas de interés en Estados Unidos ha estimulado la fuga de inversiones en dólares hacia otras monedas  y hacia el  oro y la  plata con la consecuente devaluación del dólar en relación al Euro y otras monedas.

VI

Las medicinas de emisión de papel moneda, reducción de impuestos y de la tasa de referencia del interés están más enfermando que curando al paciente quien  finalmente tendrá que aceptar la recesión e ingresar al hospital, mientras los nicas nos encontramos en situación irónicamente privilegiada, por estar ya acostumbrados al hambre y a las dificultades.

Cuando nos llueva sobre mojado sufriremos relativamente menos, aunque es claro que  seremos severamente afectados  tanto por la vía de reducción de precios en los rubros de exportaciones, como por la menor afluencia de turismo y la reducción de las remesas del exterior.

Y como siempre será a quienes vivan en los terrenos más bajos de la escala económica, a quienes el tsunami económico ahogará.

VII

No es suficiente hacer análisis que predigan las sombras que se ciernen, es preciso invitar a todos a que aportemos ideas para amortiguar el impacto de los nubarrones que nos amenazan y advertir por ejemplo que el gobierno no debe repetir en el 2008 las sub-ejecuciones de obras presupuestadas que caracterizó el 2007.

Es necesario que el gobierno escuche. Se han acabado los apagones y por el momento se ha normalizado en parte el suministro de agua, pero gravar con nuevos impuestos a quienes hicieron pozos para subsanar dificultades de suministro no invita a incentivar la inversión y menos el proteger a morosos prohibiendo lanzamientos por medio de una orden partidaria a jueces y policías, lo que desestimulará futuros préstamos a deudores que cumplen sus obligaciones.

VIII

El no respetar los procedimientos y términos legales, como las desafortunadas acciones en el precipitado embargo a los tanques de la ESSO, trae repercusiones que el gobierno debería evitar.

IX

Hoy reiteramos nuevamente nuestra alerta, pero ya con la urgencia de que la ola nos está tragando, que los diques de Washington no han logrado evitar la catástrofe. Si antes hubo personas que nos calificaron de alarmistas, hoy hay muchas voces en el mundo entero haciendo de una u otra forma estas mismas advertencias.

Recordemos que no es sólo que el dólar se devalúa, sino que con él se devalúa el patrón de intercambio establecido por USA: su moneda.  Se suponía que el patrón oro podía ser cambiado impunemente por el patrón dólar, porque éste sería eternamente fuerte, eso ya dejó de ser cierto y no sirve imprimir  más dólares inorgánicos, que agregarán mayor inflación a las calamidades que le aquejan.

X

La economía y el derecho son ciencias. Es contraproducente auspiciar discusiones sobre asuntos realmente sin importancia y descuidar el necesario fomento a las inversiones de todos nosotros  hoy frenadas por cosas que no se enseñan en las universidades pero que se han puesto de moda en nuestro país: Nos referimos a la “Permisología” y a la “Coimalogía”, inoportunas ante las aguas encrespadas que se avecinan.

XI

No es respuesta rezar una oración, encomendarnos a los dioses o esperar sobrehumana protección.

Los nicas debemos ser capaces de hacer algo todavía en nuestra tierra, ¿Qué tal buscar soluciones mediante el diálogo, la tolerancia y principalmente la honestidad?

Managua todavía con aires de la Semana Santa del 2008

Maria Elsa Vogl y Neville Cross
Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores