Ago
1

Don Quijote cabalga en internet

Files under A Cuatro Manos | 1 Comment

I
Durante el II Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Valladolid, José Manuel Blecua dijo: Cuanto más crezca el Internet, más se aleja el Tercer Mundo. Me preocupan más los niños americanos que no tienen lápiz, papel ni profesor.

Hablar de la propiedad del leguaje es sobrancero si los niños no van al colegio. Pero también otras preocupaciones ocupan a listos o ilustrados acerca de nuestro idioma.

II
Hemos dado a conocer la discrepancia que tenemos sobre el correcto u oficial uso del idioma, especialmente en cuanto a ortografía se trata.

Dos de estas cuatro manos podrían considerarse “ortodoxas”, apegadas a la Real Academia de la Lengua y a los textos de gramática que enseñaron en la secundaria, mientras las otras dos andan siempre buscando nuevas palabras, nuevas formas y uniformando fonéticamente la ortografía.

Tenemos que confesar que convertir en nombres los verbos o adverbios es común a las cuatro manos. También el importar alguna palabra extranjera pero españolizada.

III
Se expresó en el mencionado Congreso que se ha aceptado que hay una norma abstracta muy flexible, que es la norma culta, la lengua estándar, la que se puede entender en todos lados.

El español, se dijo, es sólo uno: el que nos une al mundo, el que denomina la vida, el amor, la muerte y las pequeñas cosas.

El director de la RAE explicó que el español es aquel que utiliza la gente y que el Diccionario debe ser un espejo de la lengua que se habla, no una selección de los términos que prefieren los académicos.

IV
Ni este Congreso y quizás ningún otro podrá imponerse a estas libérrimas cuatro manos, dejando nuevamente en un respetuoso empate nuestra discrepancia.

Como dijo en un artículo Doña Inesita Izquierdo, los artistas (o quienes nos creemos tales) escriben como quieren.

V
Uno de nosotros piensa que si se usara una sola letra para escribir los sonidos de la s y la c, de la j y la g, de la b y la v, se suprimiera el h muda, usar sólo la k para los sonidos de la c fuerte y así subsecuentemente, habría más facilidad para leer y escribir, facilitando el uso del idioma a las personas con menos oportunidades de perfeccionarse.

Otro piensa que aprender un idioma así mutilado es más difícil, además de que hay millones de textos escritos en español académico que tendrían que traducirse al español fonético.

VI
El idioma español pasa también por la problemática de la aceleración de la tecnología y por el fenómeno de la globalización. Tenemos que darnos a entender por muchas más personas en distintos continentes y hay dificultades para comprender incluso el español de un país a otro.

Las palabras técnicas propias de la informática tienen difícil traducción al español, las palabras se cuelan de un idioma a otro al estar tan intrincadamente conectados por Internet, las páginas web, los blog, los chat, los email, todos estos adelantos de comunicación nos ponen inmersos en otros idiomas.

VII
No se trata de declararle la guerra al inglés, dice Piñeyro, sino de llenar el hueco que hay entre Shakira y el arte y el ensayo. “Hay mil gradaciones y está bien que todas existan, pero si hay que elegir entre Miami y España, yo, desde luego, prefiero el camino español, que siempre pone la obra por delante del marketing”.

Fuentes cerró el encuentro con una magistral charla de la que tomamos el siguiente párrafo: “La riquísima diversidad del español, entendido como un idioma ‘de encuentros y reconocimientos’, y sentido como ‘el lenguaje portador de cuanto hemos sido, somos y queremos ser quienes hablamos, soñamos y deseamos en español’”.

VIII
En palabras de Miguel Delibes ‘Quienes nos dedicamos a la narración, a construir historias de hombres, paisajes y pasiones, respondemos mejor al título de hombres de palabras que al más convencional de hombres de letras’.

Si a Don Quijote, con Sancho, Dulcinea, Rocinante y vestido con su peculiar armadura, le encontramos en Internet, así como a otros escritores nacionales además de nuestro Rubén, demos paso a la modernidad que hoy sopla sus vientos sobre la RAE, y no dejemos de leer a Doña Inesita para no vernos en vergüenzas, o “abergonsados”

En los primeros días de las fiestas agosteñas de 2008.

Neville Cross y María Elsa Vogl.
Miembros de Centro Nicaragüense de Escritores.