Ago
28

Nueva Orleans

Files under A Cuatro Manos | 1 Comment

I

Kennedy en su “Profiles of courage” nos informa que la prioridad de un recién electo senador es pensar en  su próxima re elección y para ello debe: a) agradecer a quienes Financiaron su campaña,  b) mantener el respaldo de su partido, c) cumplir con sus promesas de campaña, d) velar por las necesidades de su circunscripción electoral y por último atender las necesidades generales de su país.

II

De lo anterior se colige que mejorar las condiciones de los menos favorecidos  no es una prioridad para los políticos y entonces tristemente  los principales problemas de Nueva Orleans seguirán sin atenderse.

Y es que Nueva Orleans no obstante las virtudes que adelante enumeraremos tiene puntos adversos, como  ser una ciudad casi a nivel del mar y por lo tanto húmeda. Además existe una marcada división entre blancos y afroamericanos.

En esta cuidad por doquier se encuentran lugares para deshacerse de la basura pero no donde desahogar las necesidades fisiológicas.

III

Por herencia francesa es una ciudad gastronómica, hay restaurantes de todo tipo y color pero es prohibido usar sus servicios sanitarios si uno no consume un monto pre determinado, por lo que la población de escasos recursos no puede darse ese lujo y desaguan en cualquier lado principalmente en las casetas de los cars o tranvías.

IV

Presenciamos el colmo en un MacDonald de la calle El Canal donde solo si eres cliente te venden el “token” requerido para pasar al “toilet”. Vimos la solidaridad de una afro americana que armada de su token más una mirada furtiva le dio acceso a tres mujeres de su raza para hacer un ingreso masivo al toilet de mujeres.

V

En el área devastada por el Katrina donde  viven los menos favorecidos han levantado “una pared” para proteger la ciudad del próximo desborde del Mississippi, muro que obviamente no podrá contener la dinámica de un río desbordado que nuevamente arrasará con todo.

VI

Pero los políticos son sordos a estos clamores. La prometida ayuda a los pobres pobres de Nuevo Orleans se ha quedado embarrada en las mismas tuberías donde se atascó la ayuda que nos dieron para subsanar los desastres del Mitch y las necesidades de la población se quedaron en solo promesas.

VII

La ciudad del Jazz y del Mardi Grass, sin embargo, sobrepasa cualquier descripción. Los collares que se regalaron en el carnaval a quienes mostraron sus desnudeces ahora penden de los árboles de la ciudad.

Las todopoderosas universidades de Tulane y Loyola son un paisaje que es necesario visitar. Sus arboledas también están adornadas con los multicolores collares carnavalescos.

VIII

La arquitectura española y la francesa mezcladas con las construcciones modernas son una universidad de arquitectura para los curiosos o diletantes de antojadizas imaginaciones.

Los relojes públicos y las fachadas de casas de multimillonarios llaman la atención hasta a los sordos a estas curiosidades.

IX

Las exportaciones bananeras de Honduras efectuadas años ha a Nueva Orleans dejaron como herencia que en son jocoso dicen que hoy por hoy hay más hondureños en Louisiana que en el propio Honduras.

X

El idioma francés ahora ya es poco conocido y el español no es ni la sombra de lo que es en Miami, pero la belleza de sus mujeres llama la atención de turistas que llegan a manos llenas a sus “french quarters”.

En el centro de Nueva Orleans no está una catedral sino un complejo de hoteles donde el Ritz, Sheraton, Marriot, Waldorf Astoria, Chateau Bourbon, Crown Intenational, y muchos más, se miran frente a frente en el corazón de la ciudad.

Hay más iglesias por manzana que en nuestra Granada, pero mientras en la Sultana predominan las iglesias católicas, aquí encontramos de las más variadas denominaciones incluyendo, claro está,  el “klas del voodoo”, que quizás tratemos en otro escrito.

XII

Bendito Nuevo Orleans, tu Mississippi, jazz, vodoo, Tulane y Loyola, tus restaurantes pero principalmente tu gente que sonriendo nos dice que sus quinceañeras están embarazadas su analfabetismo da horror pero por gracia de Dios todos son amables, bailarines y sonrientes hasta la locura.

Nueva Orleans y Managua entre lluvias que no acaban a final de Agosto de 2010.

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores