Ene
15

INEVITABLE MAFALDA

I

A Cuatro Manos se fueron de vacaciones para Navidad y Año nuevo, teníamos la intención de descansar nuestros ánimos del afligido año que pasó, de no conocer noticias, quisimos probar a no preocuparnos ni ocuparnos ni de si el caso del San Juan estaba siendo adecuadamente tratado, ni de los ralos resultados de la Cumbre de Cancun sobre el Cambio Climático. Tampoco si Stephen Hawking había cambiado su concepción de Dios o del inicio del universo.

Los bailes políticos de los Padres de la Patria cambiando bancadas tampoco eran temas para garantizar un sano descanso mental. Así que la naturaleza en su majestad y esplendor era nuestra meta.

II

Pero ingenuamente dejamos acompañarnos a Mafalda, o sea al inquisitivo Quino en dos voluminosos libros “Todo sobre Mafalda” y “10 años de Mafalda”, esta inquieta chiquilla además de devolvernos a aquellos años en que la Utopía nos parecía cercana, en que teníamos salud y ánimos para acompañar la lucha del pueblo y que siempre había algo que hacer que nos acercara a nuestros sueños, nos devolvió una y otra vez a este presente del que quisimos escaparnos.

Mafalda nos decía nuevamente que el mundo estaba enfermo, le duele Irak y el Medio Oriente, también le duele Afganistán y por supuesto le duele Nicaragua.

III

Con su punzante ironía nos repetía: ¿Como pueden avanzar los países mestizo americanos si vamos siete horas después de Europa y recibimos nuestras horas ya usadas?. Y ayer como hoy son actuales sus palabras: En un espejo se ven las cosas al revés, la derecha está a la izquierda y vice versa. El espejo es como un altar del pacto.

Que atrasado está el progreso considerando que hay 700 millones de analfabetas e igual numero de niños con hambre; frase que sigue siendo actual, centenares de miles más o menos pero todo sigue igual.

IV

Dios hizo una naturaleza linda. Lastima que fueron otros los que ganaron las licitaciones para hacer las ciudades. Y las siguen ganando ya sea de ciudades enteras como en Irak o en casitas para el pueblo como acá.

Mafalda no quiere que en la escuela enseñen historia de lo que paso, sino de lo que viene. Con los enredos económicos mundiales creemos que hay que ser brujo para saber lo que viene.

Hambre y gastos bélicos no son una barbaridad, son una combinación de dos barbaridades.

V

¿Has leído las instrucciones para fumigar insectos? Conste que se mata gente sin tanta literatura. O esta otra frase: La técnica ha mejorado, antes era el arco y la flecha ahora es la bomba atómica; las intenciones son las que no han mejorado. La vida moderna tiene mas de moderna que de vida.

Hay gente que se desespera por no saber donde va a parar el país y no se preocupan por saber como hacemos para seguir.

VI

Metiéndose con la educación infantil dice Mafalda: Cuando los hijos juegan a ser presidentes, los padres deben jugar a que son el Banco Mundial, el F.M.I. y el Club de París y recordarles a sus hijos que son sus subalternos.

Con tus ronquidos, su padre estaba destruyendo el mito de que los padres velan por sus hijos. Mafalda protesto porque su madre le compraba ropas crecederas, sentía que le iban a descoser y luego coser su porvenir.

Manolito aprendió lo expresivo de la publicidad audio visual viendo la chancleta en la mano de su mama.

A Mafalda su madre le pregunto que de donde había sacado la idea de quitarle el chupete a su hermanito y esta le respondió: de la ONU. Y finaliza una discusión con su madre con esta aplastante frase: Si me mandas porque eres madre, sabe que yo soy hija y nos graduamos el mismo día.

VII

Y en los aniversarios Mafalda también metió su cuchara: En Enero corre como pólvora la noticia de que ha llegado el año nuevo. Que valiente que es el año que viene. Arriesgarse a venir sabiendo como andan las cosas por aquí.

Que alegre que viene el año nuevo. Ojala que para Julio aún digamos lo mismo.

La historia de los reyes magos, no aclara si esos reyes eran árabes o judíos, por eso eran magos aquellos reyes.

VIII

Con nuestro inevitable optimismo repetimos con Mafalda: Sí, aún existe la bondad, pero anda de incógnito.

Y tenemos que admitir que Quino existe y Mafalda es su profeta.

Managua, en la primera quincena de un 2011 recién estrenado.

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores