Abr
21

FE RELIGIOSA Y FE CIENTIFICA

I

En derecho tenemos dos clases de fe, Las “Juris et de jure” que no admiten prueba en contrario y las “juris tantum”, presunciones legales que pueden ser desvirtuadas por medios de prueba.

Ejemplo de presunción Jure et jure es la de que los hijos del matrimonio son hijos del marido. Según Engels en su libro del origen de la familia, el articulo que mandata esta presunción fue promulgado en el código civil de Francia nacido del machismo francés y la liberalidad de sus esposas.

Tenemos dudas de si con el descubrimiento del ADN esta presunción se mantiene como juris et de jure o si bajó de categoría a juris tantum.

II

Algunos nos conformamos con dogmas jure et de jure en cuestiones religiosas mientras en cuestiones científicas por su base racional, mantenemos conclusiones juris tantum.

La fe científica nos ha llevado a creer que nos han visitado y nos visitan seres extraterrestres. Esta fe está avalada por hechos y fenómenos de los mas variados como Quetzalcoatl y muchos petroglifos, como señal de que nuestros antepasados vieron dirigibles surcar nuestros cielos.

III

Muchos monumentos y pruebas de adelantos científicos de la antigüedad, han llevado a muchos científicos a la conclusión de que son legados o herencias de extraterrestres y como ejemplos mencionamos el calendario azteca, las cavernas mediterráneas al Sur de Francia y España, el Machu Pichu, las pirámides de Egipto o mas cerca de nosotros las hondureñas ruinas de Copan y las misteriosas construcciones Mayas con sus esculturas e inscripciones.

IV

Se ha buscado respuestas en la posibilidad de que hayan nacido y existido extraordinarios y geniales seres entre nuestros antepasados, también pudiera concluirse que se trata de seres extraterrestres que nos visitaron con el fin de enseñarnos principios científicos en matemáticas y astronomía.

Notemos que de ser cierto que nos visitaron extraterrestres, ellos les enseñaron a diversas tribus antiguas similares adelantos y conclusiones científicas pero estos visitantes o eran ateos porque no nos legaron uniformidad de dogmas religiosos o eran tolerantes con nuestras diversas doctrinas divinas.

V

¿Por qué les negamos a nuestros antepasados su capacidad de llegar por si mismos a adelantos científicos cuando los cotejamos con nuestros propios adelantos ?. ¿Por qué pudimos los modernos aprender sobre el curso de las estrellas y sorprendernos de que los antiguos lo hubiesen conocido desde antes?.

Si los sabios prehistóricos nos hubiesen visitado en el siglo XV A.D. Se hubiesen sorprendido de que para nosotros excepto para Colon, la tierra no era redonda.

VI

¿Que tal si en vez de buscar respuestas en visitas de extraterrestres, buscamos las respuestas dentro de la humana capacidad de seres extraordinarios como los filósofos griegos, Shakespeare, Cervantes, La Reina Isabel de Inglaterra. Leonardo Da Vinci o Francis Drake, quienes se adelantaron a su época de espaldas a la fe religiosa y a los extraterrestres?.

Contamos con dos razones fundamentales para responder de distinta manera sin descartar posibles visitas de extraterrestres: Una de ellas es el prodigio de algunas mentes humanas y la otra es el el egoísmo humano, su desarrollo desigual y nuestra vocación de auto destruirnos.

VII

U S A, Irán e Israel para citar los menos, van rumbo a un MAD (siglas en ingles de Mutual Assured Destruction). Segura destrucción mutua. De una guerra entre estos dueños de medios de destrucción masiva seguramente ninguno de ellos sobrevivirá pero quedarán sus “adelantos” visibles en otros lugares del mundo como el Amazonas o regiones de África menos favorecidas por el egoísmo de los poderosos.

VIII

Y dentro de cinco o diez mil años, nuevas civilizaciones se sorprenderán al encontrar que en nuestra época la arquitectura, inicialmente diferenciadas  en cada continente, fueron superadas por la arquitectura moderna, donde los edificios de Dubai, Nueva York, Pekin o Tokio, no difieren mucho.

Y posiblemente fundamentalistas religiosos querrán dogmatizar que fuimos inspirados por las tres divinas personas o antiguos dioses griegos, mientras los científicos sustentaran sus preconcebidas tesis de que fuimos visitados por seres de otros mundos.

IX

Es posible que cuando mega monstruosas bombas atómicas estallen por doquier, curiosos seres de otros planetas vengan a observar nuestros desmanes o desmadres y encontraran que los humanos no diferimos de otras especies del reino animal como ciertas especies de focas delfines y ballenas que empujados por razones que aun no conocemos deciden auto destruirse en festines suicidas.

Nosotros nos inclinamos por conclusiones juris tantum porque tenemos vocación de dudas metódicas.

Managua después de la Semana Santa del 2012

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores