Ene
23

USA. ¿AUN HEGEMONICA?

Files under A Cuatro Manos | 2 Comments

I

Mientras estas cuatro manos analizaban como el barco de Washington económicamente hace agua y algunos “pasajeros” comienzan a abandonarlo, leímos  un interesante articulo del  reconocido sociólogo, científico social e historiador estadounidense Immanuel Wallerstein, principal teórico del análisis del “sistema-mundo” (world-system) que publicó en 1974, 1980 y 1989 y quien vaticinó en plena guerra fría, que el bloque soviético se iba a desintegrar.

II

Wallerstein escribe mensualmente un Comentario sobre algún aspecto de la situación mundial. Recién publicó el interesante articulo “Preocupaciones estadounidenses: ¿Primero Alemania, ahora Japón?, en el que afirma que  la estrategia política de Estados Unidos se basaba en las graníticas alianzas con estos dos países que derrotó en la Segunda Guerra Mundial y cómo estas sólidas rocas parecen diluirse en la actualidad.

Ambos países fueron gobernados por sendos partidos conservadores “sometidos” a una estrecha alianza con Estados Unidos y mantenían un sumiso respaldo a las  posiciones geopolíticas de Washington.

III

Afirma  Wallerstein que esta alianza comenzó a resquebrajarse primero en Alemania cuando Willy Brandt, buscó una especie de tregua o pacto con la Unión Sovética.  Los vínculos se fueron debilitando paulatinamente entre Alemania y  Estados Unidos, resaltando el hito importante del 2003, cuando Alemania se unió a Francia y Rusia en contra de la resolución que justificaba la invasión a Irak.

Japón  mantuvo lo que algunos analistas calificaban  de una excesiva dependencia de USA,   hasta que el Partido Demócrata de Japón (DPJ), encabezado por Yukio Hatoyama, el 31 de agosto de 2009, derrotó  al  Partido Democrático Liberal (LDP ).con una plataforma que cuestionaba la subordinación del Japón a Washington.

IV

Estados Unidos mantenía una base militar en Okinawa, lo que contrariaba el espíritu japón de “los tres principios de los no nucleares” (no poseer, no producir y no permitir la entrada de armamentos nucleares a Japón). Y estos  principios no eran compatibles con la base militar estadounidense.

Hatoyama puso candente la relación USA–Japón  con un llamado público para la creación de la Comunidad de Asia Oriental, conformada por China, Corea del Sur y Japón, sin incluir a los Estados Unidos.

Como primera reacción, Estados Unidos calificó  estos eventos como “la retórica de un gobierno populista,  sin experiencia, y que no debía ser tomada muy en serio”

V

A finales del año pasado, Hilary Clinton, convocó  al embajador Japón para “advertirle” que Estados Unidos no cambiaría los términos en el nuevo acuerdo  propuesto acerca de la base militar.

Politólogos, sociólogos y los medios masivos de comunicación, no  han escatimado espacios analizando esta la situación, tanto desde el punto de vista conservador como desde el punto de vista menos temeroso del distanciamiento de Alemania y Japón de los Estados Unidos.

VI

Se considera que el gobierno conservador de Corea del Sur comparte el punto de vista de Estados Unidos hacia el Japón.  No obstante desde hace ya algún tiempo, se observa un paulatino distanciamiento de Corea del Sur de los Estados Unidos.

Desde 2003, el gobierno sudcoreano reconoció pecados que tendrían que hacer saltar a Estados Unidos hasta el Consejo de Seguridad de la ONU, pues confesó haber enriquecido en secreto uranio y plutonio desde 1990.  Esto era más fuerte que toda acusación hecha para  validar la invasión a Irak  y revela el gran cambio del gobierno sudcoreano en su dependencia con Estados Unidos.

VII

Si se analizan los acontecimientos en Japón  y Corea del Sur, y se observa la creciente re afirmación geopolítica de China, augura Immanuel Wallerstein, que “parece bastante probable que la siguiente década presenciemos un considerable movimiento encaminado a crear la Comunidad de Asia Oriental propuesta por Hatoyama”.

Y finaliza el citado sociólogo: “mientras Alemania y Francia se acercan a Rusia, y Japón  y Corea del Sur se acercan más a China, Estados Unidos ya no puede contar, de ningún modo, con las dos rocas sólidas sobre las cuales construyó su estrategia geopolítica como potencia (alguna vez) hegemónica de su ”sistema-mundo” (World-system).

IX

Este mes, (15 Enero 2009), Wallerstein se hace y nos hace interesantes preguntas y saca las siguientes conclusiones: Hay tres formas principales  de pensar en China: La primera es el debate de si se considera a China como país esencialmente socialista o como  básicamente capitalista, a pesar de que se auto llama socialista.

La segunda es fijarse en el funcionamiento real de sus operaciones económicas internas y externas, que sustancialmente siguen los parámetros de economía de  mercado. Analistas de izquierda  y de derecha mundiales,  aún no se han puesto de acuerdo sobre este aspecto.  Pero, afirma,  “hay muchos analistas de derecha que ven a China como un país en transición hacia una economía de mercado, basados no en su fachada  ideológica, sino en sus operaciones de mercado”

Por último y quizás la opinión  más polémica es si se debe o no, continuar pensando en China como una potencia principal del anti-imperialismo,  o pensar en China como  un poder imperialista.

X

Queremos darle un énfasis optimista a la frase de Wallerstein: “El cambio es eterno. Nada cambia jamás. Los dos tópicos son “ciertos”. Las estructuras son los arrecifes de coral de las relaciones humanas, que tienen una existencia estable durante un período relativamente largo de tiempo. Pero las estructuras también nacen, se desarrollan y mueren”

Que cambiemos para mejor, es nuestro profundo deseo.

Managua, mediando Enero del 2010

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores

Ene
9

HEMOS SOBREVIVIDO

Files under A Cuatro Manos | 1 Comment

I

La velocidad con que se han desarrollado y siguen desarrollándose la ciencia y la tecnología nos pone a pensar en dos direcciones, una, como pudimos sobrevivir sin esos adelantos y la otra como podremos sobrevivir a esos mismos cambios.

Creemos que no es mucha exageración decir que en nuestra infancia las señales de humo estaban siendo sustituidas por telegramas. En cariñosa broma nuestros hijos nos preguntan si nosotros ya habíamos dejado la piedra y el cincel cuando comenzamos a escribir A CUATRO MANOS.

II

Las cosas cambian tanto con esta vorágine que incluye hasta reducir el número de hijos en las familias. Recientemente quien es Notario en este dúo, celebró una boda donde ambos contrayentes eran hijos únicos. Cuando nosotros nos casamos nuestra boda unió diez hermanos de dos manos con siete hermanos de las otras dos manos.

Hoy ya no se conoce mas allá de la segunda generación de ancestros de la familia y a veces ni eso, pues la diáspora de las familias envió a padres, hijos, y hasta nietos a tierras extrañas. De nuestros ancestros nosotros conocíamos hasta nuestros bisabuelos, se nos hablaba de los tatarabuelos y sabíamos de la existencia de algún tras-tatarabuelo.

III

Los arco iris todavía aparecían en tonos grises en el cielo blanco y negro de los televisores, aún recordamos cuando aparecieron los arco iris multicolores, la gran novedad de poder gravar en Betamax nuestros programas de tele, y presenciamos el inicio del crecimiento de las pantallas de las teles que ahora alcanzan el tamaño de una pantalla de cine y la esbeltez ya no es privilegio de las modelos y estrellas de cine sino que los televisores cada día son más delgados.

En nuestra niñez e incluso en nuestra juventud, no existían ni televisores ni fax, no soñaba en nacer el Internet y no se nos ocurría la existencia de un teléfono móvil inalámbrico, el infaltable celular de hoy.

IV

En esto de la tecnología las nuevas generaciones parecieran traer chips y no neuronas, los niños piensan con la rapidez del Internet y sus manos se mueven sobre controles de todo tipo en juegos que no nos atrevemos a jugar.

Aprendimos jugando con nuestros hijos gemelos una dura lección con el ya obsoleto Atari, mientras ellos hacían decenas de miles de puntos en PacMan, nosotros nos teníamos que contentar con conteos de centenas de puntos para regocijo de ellos.

V

Reconocemos que muchos coetáneos no se aventuran con esto de las computadoras e Internet, donde generalmente la vieja guardia tiene que pedir instrucciones a los relevos y éstos nos explican en un idioma que nosotros no dominamos. A veces uno leé las instrucciones supuestamente claras de algún programa de computadora y aunque conocemos cada palabra, somos ignorantes de su acepción cibernética ni en español ni en inglés lo que nos hace dos veces ignorantes.

Y con sinceridad confesamos que es difícil no quedarnos continuamente rezagados por mucho esfuerzo que hagamos.

VI

Recordamos el día que nuestro querido Papa Beto, hombre muy culto y estudioso de la ciencia y la técnica, con un título de ingeniero en Alemania, a sus 90 años nos preguntó como funcionaba la computadora, y ese cerebro privilegiado que era capaz de ganarle sumando a una máquina calculadora, al ir comprendiendo el sistema binario en que se basa, de pronto se llevó las manos a la cabeza y dijo, ya le entendí pero es demasiado para mi.

Admitimos no tener la destreza de nuestros hijos en manejar estos asuntos, ni como usar el celular para navegar en Internet, ni enviar música de un celular a otro. Quizás deberíamos decir como Papa Beto, aunque lo entendemos, es demasiado para nosotros. Así que no nos acercamos a un Ipod ni a ningún invento semejante.

VII

Antes, para viajar a San Juan del Sur había que irse en tren a Granada, tomar en ese puerto lacustre el vapor Victoria para llegar a San Jorge y luego por tren hasta San Juan del Sur. Eventualmente se hizo una carretera de macadam hasta Rivas que en invierno se volvía intransitable entre Nandaime y Ochomogo y llegar en automóvil a San Juan era realmente una aventura.

Para llegar al origen de la otra parte de nuestra familia, Matagalpa, después de haberse superado los viajes a caballo, llegó la carretera, estrecha, empinada pero eso sí, arbolada a ambos lados, los automóviles de entonces eran lentos, la cuesta del Coyol se subía de retroceso e incluía una parada en Ciudad Darío para almorzar.

VIII

Las distancias eran más distantes y las comunicaciones menos comunicadas, así que lo más rápido para hacer llegar noticias de una ciudad a otra era el telegrama, que tenía algo de solemne, y a veces casi de temor.

Un telegrama se enviaba para algo urgente, que no pudiese esperar, así que un buen día en que nuestro amado y recordado Papá Hubert puso un telegrama a sus hermanas en San Juan del Sur avisando que llegaría a recoger al vástago, las tías velaron toda la noche a ritmo de rosario y veladoras el telegrama sin abrirlo, creyendo que anunciaba alguna desgracia familiar, lo que redundó que el emisor de la noticia llegó antes de que se leyera el telegrama.

IX

Con todas las dificultades que tan veloz carrera nos impone, estamos al menos asidos a la cola del tren-bala de esta alucinante carrera tecnológica.

Y confiamos que además de clonar o procrear in vitrio una oveja Dolly y de experimentar con células madres, un día de estos encuentren la cura del cáncer y dominen al virus del VIH.

Managua, a inicios del año 2010

Neville Cross y María Elsa Vogl
Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores