Dic
11

DE LAS PERCEPCIONES

Files under A Cuatro Manos | 3 Comments

I

Las percepciones en algunos casos no solo son más ciertas que la realidad misma, sino que hasta pueden cambiar la realidad. Hay quienes al olfato, vista, gusto, oído y tacto le agregan el sexto sentido y otros el sentido del humor; nos preguntamos si todos juntos nos dan las percepciones. ¿O es que uno percibe las cosas solo por la vía esotérica y el sexto sentido se refugia en lo esotérico?. ¿Y es por ello que las percepciones son el más amplio sexto sentido?

II

Los nicaragüenses difícilmente podemos percibir o captar la inmensidad de territorio brasileño. Así como los brasileños no pueden asimilar lo pequeño que es nuestro país.

Un carioca nos dijo en son jocoso que Nicaragua era un sueño, porque en pocas horas se podían recorrer cinco provincias. Se refería a Managua, Masaya, Carazo, Granada y Rivas.

Eso mismo pensamos nosotros de El Salvador cuando hace muchos años preparándonos para participar en un rally automotriz, en pocas horas recorrimos todo el país por sus cuatro costados.

III

Al andar por ciudades como México D. F., Buenos Aires, Tokyo, Nueva York y aun en el relativamente poco poblado Miami, estar entre tantísima gente y además pensar en el inmenso número de la población mundial, no puede uno dejar de preguntarse la razón de la existencia de los países y de sus poblaciones. Y así mismo en la importancia o intrascendencia de sus angustias y anhelos.

Estando en soledad también nos interrogamos ¿Para qué existe tanta gente? ¿Cuál es el objetivo de vivir, de la vida misma, de nuestra existencia?, y al no encontrar respuestas, o encontrar demasiadas respuestas, percibimos el enorme embrollo que significa la vida.

IV

En la humanidad polarizada de hoy a veces tan estrecha de horizontes, percibimos que mientras Vargas Llosa quisiera eliminar a nuestros ascendientes precolombinos para que según él nos podamos desarrollar y le otorgan un premio Nobel, a la par habrán Eduardos Galeanos, el Quino de Mafalda y algún Benedetti que opinen lo contrario. Un buen número de “humanos” aplaudieron el Nobel vargallosano y otro grupo aplaudiría que ese Nobel se le diese a Quino, a Galeano o a Ernesto Cardenal.

V

Preguntándonos por la razón de nuestra existencia podemos llegar a la conclusión, guiados unicamente por percepciones particulares, de que si venimos al mundo fue por alguna razón. Siendo un poco mas escépticos podemos también llegar a la conclusión, con igual rigor científico, de que no tenemos razón alguna para existir. Simplemente existimos.

VI

¿Que pasaría a nivel cósmico, nos preguntamos, si variase el numero de turistas “mestizo americanos” que se suman a un río de compradores que desean aprovechar las grandes rebajas que los comercios estadounidenses ofrecen el día posterior al “Thanksgiving”, llamado el “viernes negro” ¿Qué cambiaría en el mundo o en el universo?.

Desde El Arcipreste de Hita se ha dicho que comer y reproducirse ha sido la razón de la existencia, ¿será la percepción que tenemos sobre la pasión de comprar la tercera razón de existir después de las relaciones de parejea y la alimentación?

¿A que conclusión llegamos cuando vemos en la calle a alguien desplomarse de un ataque al corazón y ver que personas sensibles en un acto de solidaridad hacen hasta lo imposible o lo poco posible por  socorrerle mientras otros pasan indiferentes ante la escena?. ¿Cambia la percepción que tenemos o que se tiene de la humanidad?

VII

Shakespeare en su Hamlet, después de que mueren casi todos los personajes relevantes de la obra, pone sobre los hombros del moribundo Hamlet la obligación de velar por la continuidad del reino de Dinamarca pero no nos explica que pasaría si todo cesara, como a veces percibimos las cosas cuando no estamos en la Luna ascendente de nuestro entusiasmo.

VIII

Las percepciones sobre estas inquietudes influyen en los escritores de novelas en cuyos guiones parecen necesarias las existencia de héroes y villanos con una razón para hacer ésto o lo otro. ¿Nos quedaríamos sin héroes o villanos o sin novelas al desaparecer la razón de hacer o de ser de la vida ?

¿Y los guiones del cine? ¿Y el contenido de las noticias? ¿Para qué los artículos de opinión y para que los Wikileakes destapando secretos?

La humanidad según algunos filósofos tiende al bien, según otros el hombre es lobo para el hombre, ¿Para lo uno o para lo otro es que existimos?

IX

O sea que si no viniéramos al mundo por razón alguna ¿Seria preciso que la inventáramos, con la misma urgencia que mitos y dioses de antaño han sido creados por una necesidad de dar explicaciones a lo inexplicable, o por darle alguna razón a nuestra existencia en este mundo?.

X

Tal vez percibimos nuestra existencia como un rechazo a considerar dichosos a “los arboles que son apenas sensitivos”. No nos parece “razonable” no saber adonde vamos ni de donde venimos. Nos causa terror pensar en ser la piedra dura porque que esta ya ni siente.

Managua, En el mes del año 2010 que agoniza, percibiendo las dificultades que tendremos que enfrentar en el año nuevecito que nos entregará la vida.

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores