Mar
17

AYYY!, LAS ALCADIAS

I

Quisimos reforestar unas dos manzanas cerca de la laguna de Apoyo. Vano intento. Los delegados de MARENA de la Alcaldía de Granada se presentaron conminándonos a llenar no se sabe cuantos papeles para botar árboles de jiñocuabo y talalate, que no duran mucho, no sirven ni para leña y menos para carpintería.

II

Desistimos del intento, pero no tardaron humildes campesinos en hurtarse los árboles caídos y “de ajuste”, comenzaron a botar los árboles que diligentemente había defendido el MARENA de Granada.

Ilusamente nos personamos en la referida Alcaldía a poner la respectiva denuncia. Nos pareció lógico, ellos habían defendido a esos mismos árboles. Nos sorprendieron diciendo: no nos compete, su denuncia es competencia de la policía.

III

Pusimos la denuncia en el lugar señalado, nos firmaron copia de nuestro escrito y con gentileza nos dijeron que no la podían tramitar a menos que les suministráramos los nombres y generales de los delincuentes.

¿Y quieren fotocopia de sus cedulas?, les preguntamos con ironía. Ironía que no captó el receptor porque entusiasmado nos respondió “Sería extraordinario”

IV

Buscamos a los humildes corta árboles quienes nos explicaron sus necesidades y nos pidieron que los comprendiéramos, sorprendiéndose cuando les dijimos “Aquí tienen estos C$200 para que corten tales palos pero por cuenta de Ustedes y fuera de horas hábiles”.

Con copia de nuestra de denuncia a la policía, esperamos a los señores de MARENA, pero hasta el día de hoy no se han aparecido ni para felicitarnos por las dos manzanas de árboles de teca, caoba, cedro, roble y pochote que reforestamos con un año de demora burocrática.

V

En otra ocasión nos encontrábamos en la alcaldía de Managua donde una señora entre desesperada y enojada reclamaba que había caído un chilamate en el garaje de su casa y su carro estaba “preso”. Llevaba tres días pidiendo que la autorizaran a botar el palo.

Le aconsejamos: Páguele a alguien para que se “robe” el chilamate, venga a la Alcaldía a poner la denuncia y diga que le informaron que los ladrones eran gente de Ciudad Sandino. Le dirán que vaya a la policía. Ponga una denuncia en Ciudad Sandino y le dirán que es en Managua y otra denuncia en Managua y le dirán que es en Ciudad Sandino pero ya tendrá su garaje liberado.

VI

¿Quiere desarrollar un proyecto de lotificación y construcción de viviendas? Además de billetes requerirá mucha pero mucha paciencia, pues debe cumplir requisitos de las siguientes Instituciones: INETER. Registro de la propiedad. ENACAL. Unión Mafiosa. MARENA, Bomberos y la alcaldía del lugar. Cada institución se toma en el mejor de los casos un mes para revisar el proyecto. Y se
requiere de los siguientes técnicos en los juegos de planos: Arquitecto, Topógrafo, Ingeniero Civil, Ingeniero Eléctrico, Ingeniero Hidrosanitario e Ingeniero Vial.

VII

En un proyecto así, alguien recomendó que lo mejor era desmembrar dos lotes, transferir el dominio a nombre de amigos de confianza y construir en ellos las viviendas modelo. Se presentaran funcionarios de la alcaldía, los maestros de obra pagaran una alivianadita, multas e impuestos pero se ahorrara dos años de burocracia y dolores de cabeza.

VIII

Hoy encontramos en la Dirección General de Urbanismo de ALMA a un nica ingeniero civil y arquitecto. Estaba fastidiado de las trabas, legalidades y reglamentos que le impedían a él construir su propia casa y vociferaba “hay que movilizar al gremio para presionar a la Asamblea y lograr que se promulguen reglamentos más ágiles”. Yo tengo carnet de profesional y me ven como gato, seria igual que teniendo licencia de conductor tuviese que pedir permiso en cada calle que quiera transitar; ¿me van a enseñar estos burócratas como construir mi casa?

IX

El santo de Asís no le dijo nada.

Le miró con una profunda mirada,

y partió con lágrimas y con desconsuelos,

y habló al Dios eterno con su corazón.

El viento del bosque llevó su oración….

Managua 14 de un marzo caluroso de 2012

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores