Sep
26

EL MASS MEDIA

Files under A Cuatro Manos | Posted by taygon

I

Hace muchas pero muchas lunas el Libro Sagrado, formador de opiniones por excelencia predijo que vendría un Mesías lleno de amor que le cambiaría el rostro a la humanidad. También en parábolas y simbolismos pronosticó que eventualmente se encubarían malignos polluelos de halcones para neutralizar del Mesías su bondad y amor.

Históricamente así se ha renovado en la historia la dicotomía entre el bien y el mal. En este milenio los periodistas que de alguna manera sustituyen, disienten o complementan El Libro Sagrado, callan por temor o tienen que enfrentar el dilema de qué es bueno y qué es malo y para quien, o sea qué publicar y qué no.

II

En nuestra patria mientras malos o peores (liberales o conservadores) se peleaban entre sí desde el siglo pasado por dominar este paisito y sacar del sudor ajeno su bienestar, los halcones del Pentágono se aprovecharon del espacio que les brindó este virus nica fratricida y tristemente recurrente, para alegar que tenían que proteger vidas e intereses norteamericanos y nos enviaron una ?fuerza de paz”, que de paso se adueñó de las aduanas, banca, ferrocarriles nacionales y de nuestro de derecho a construir un canal interoceánico con el Tratado Chamorro-Bryan vergonzosamente incorporado en nuestras sucesivas Constituciones hasta 1972.

¿Nos olvidamos de esto? Hay periodistas con tan mala memoria que olvidan que de nada sirvió que Sandino expulsara aquellas fuerzas de paz y evitan recordarnos que los halcones nos dejaron en el trono a un títere que siguió tutelando los intereses del Pentágono y el títere procreó descendencia para seguir defendiendo, no al país, sino las vidas e intereses foráneos.

III

En estos días conocimos de la terrible angustia sufrida por las familias de los 33 mineros chilenos atrapados en el “underworld” (bajo mundo o subterráneo) y por estos 33 mineros, la mass media ha difundido el doloroso hecho como telenovela o “Reality Show”. Mientras a la par de las angustias de estos mineros y sus familiares, suceden otros acontecimientos importantes que la mass media ignora, pues prefiere agitar ante nuestros ávidos ojos, cual burladero toril este hecho que no tiene conflictos políticos ni pisotea inescrupulosos intereses fariseos.

IV

¿Y los halcones del Pentágono?, Hace siete años inventaron que habían armas de destrucción masiva en Irak y sin hacer caso de observadores calificados que decían que tales armas no existían, decidieron capturar las armas inexistentes y destruirlas, de paso además eliminar a su ex amigo y aliado Saddam Hussein porque, según el Pentágono, ya había dejado de ser el Mesías (que realmente nunca fue).

V

En un suspiro los halcones del Pentágono apresaron al dictador de Irak quien de su paraíso pasó a un tribunal fascista iraki-norteamericano que lo condenó, lo sentenció a la horca y lo envió al infierno. Recordamos que la operación clínica de sofocar el peligro de las armas inventadas por Mr. Bush fue cosa de pocos días pero de muchas noticias y mentiras.

VI

La pantalla verde nocturna con brillantes trazos de misiles tableteaba y atolondraba a todos los televidentes, mientras soldados representantes de la democracia norteamericana, autorizados o no, asesinaban o torturaban a niños, mujeres, civiles y prisioneros musulmanes. Era la guerra por el petróleo de judeo-cristianos contra creyentes del Coran.

Y así como se adueñaron de nuestra banca, ferrocarriles, aduanas y de nuestro derecho a un canal interoceánico, igualmente se adueñaron del petróleo, de las obras de arte, de la “reconstrucción” y hasta de la jugosa administración de la policía, del ejército, y del gobierno de Irak.

VII

Más de un millón y medio de soldados norteamericanos han servido en Irak, más de 4,400 han muerto y más de 34,000 han resultado heridos sin contar los daños psíquicos. La mayoría de estas bajas norteamericanas tienen sabor y color afro o mestizo americano. Pocos rubios ojos azules se cuentan en estas estadísticas. Los pobres ponen los muertos, mientras los hijos de los halcones ponen los “vivos” o sea a sus hijos en las “tetas” de estas vacas que en vez de leche producen petróleo.

VIII

Todavía quedan 50,000 soldados en Irak cuidando las vidas e intereses de los halcones del Pentágono y de paso mientras “pacifican” el medio oriente, se roban el petróleo y todo lo que encuentran.

¿Y saben de que se olvidan los medios masivos de comunicación afines a los halcones del Pentágono?, que 3300 veces los 33 chilenos lamentablemente soterrados nos da una cifra igual a los CIEN MIL IRAKIES asesinados por el Pentágono sin noticia ni protagonismo. Porque para las fuerzas de los halcones que según ellos están nuevamente venciendo a las fuerzas del mal, el petróleo es el nuevo becerro de oro a quien se le inmolan hombres ajenos a la atención del mass media.

IX

Casi todo lo narrado lo pueden encontrar en símbolos o parábolas en la moderna versión cibernética del Libro Sagrado donde continuará el debate de qué es bueno y qué no para la eterna lucha entre el bien y el mal en esperas de que regrese el Mesías con renovados bríos y mejores látigos para sacar a los mercaderes de estas mentiras, como el tristemente recordado virus porcino que distrajo nuestras conciencias del aumento de tropas en Afganistán, de la no salida de Guantánamo ni de noticias que nos indujeran a reflexionar.

Esperamos que del Apocalipsis surjan informadores no solo de hechos veraces como el sufrimiento de los enterrados en Chile sino también proporcionalmente al número de calamidades y de muertos en México (en la ruta al paraíso del Norte), la verdadera dimensión e intereses políticos ocultos detrás de la lucha militar contra el tráfico de drogas, informar de los sumergidos bajo los crecidos ríos de Argentina, Afganistán, España, México, Guatemala y de nuestro país y sobre los verdaderos delincuentes de esta crisis económica global que parece no tener fin.

Managua bajo las inundaciones de Septiembre de 2010

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores


One Response to “EL MASS MEDIA”

  1. By Yaro Praslin on Sep 29, 2010 | Reply

    Fabuloso. Yaro…

Post a Comment