Oct
31

EL SÍMBOLO PERDIDO

Files under A Cuatro Manos | Posted by taygon

I

Llegamos a Miami, invitados por un magnate “fan” de Dan Brown a conversar sobre su nuevo libro “The lost symbol”. En el aeropuerto fuimos recibidos por un edecán que en misteriosa clave nos identificó y acompañó hasta un largo limousine, full extras, negro, con bar y todo. Nuestro grupo manifestó gran entusiasmo por el contenido del libro que esencialmente trata de la masonería y de como la humanidad ha usado los símbolos para encubrir el significado de asuntos que ha creído imprudente o peligroso darlos a conocer públicamente.

II

Presto nos dirigimos a una logia ubicada en un lugar que los masones identifican en su argot como solamente conocido por “los hijos de la viuda” y dada la presencia de asistentes femeninos nos ubicamos en el local que los masones denominan “pasos perdidos” donde los no iniciados pueden entrar. Aprovechando los avances de tecnología de punta en menos de una hora ya habíamos digerido en una TV de 50 pulgadas una sinopsis de la obra y hasta avances de la película que sobre este libro se prepara. A los asistentes nos regalaron sendos video juegos con el tema del libro.

III

Dice Mr. Brown que una religión tiene tres características: a) ofrece salvación eterna, b) tiene una teología bien definida y c) busca como convertir a quienes no comulgan con ellos. Ninguna de estas características ni remotamente son aplicables a la masonería. Pero el libro aparte de que sigue más o menos el mismo guión de El Código DaVinci y el de Ángeles y Demonios, nos da valiosas informaciones que aunque ajenas al guión, son escuela para el crecimiento intelectual.

IV

Dan Brown es un maestro en hacer cocktails, él junta la física con la filosofía, la religión, las ciencias, la astronomía y la masonería. Para él la ciencia y la religión no están en conflicto, tesis sostenida por el autor en sus libros anteriores.

Explica en él, el origen de “Abrah KaDabra”, proveniente del misticismo arameo “I create as I speak” construyo con mi verbo o palabra. Nos da numerosos detalles que nos muestran que el autor ha hurgado hasta el fondo las raíces de innumerables religiones, fraternidades, asociaciones esotéricas, psicológicas y agrupaciones humanas. Tema llamativo del libro es la incógnita del mas allá de la vida y de la muerte, sobre cómo es este paso, o sea “como morir”.

V

Hablando de la masonería, y de sus treinta y tres grados nos dice que la columna vertebral humana consta de 33 vértebras y descansa sobre el hueso sacro, o sagrado. Una vértebra por cada año que vivió nuestro Señor Jesucristo. En los anillos masónicos del grado 33 se lee “ordo ab chao”, o sea orden del caos, con el ave fénix de dos cabezas y la leyenda de que todo Os será revelado al ascender al grado 33.

VI

Las pinturas de Albrecht Dürer (Durero): Adán y Eva, La traición a Cristo, Los cuatro jinetes del Apocalipsis, La Gran Pasión y La Ultima Cena, son sucintamente relacionadas con las creencias del célebre pintor quien en su afán de proyectar un misticismo cristiano, asocia el Cristianismo con la alquimia, la astrología y la ciencia.

Pero especialmente analiza la célebre obra maestra “Melancolía I”, que contiene la figura de un hombre pensativo, con gigantescas alas y que está ubicado frente a un edificio de piedra. En esta obra Durero pintó una bizarra colección de objetos a escala inimaginable, ahí vemos, metros, campanas, machetes, herramientas de carpintería, varios sólidos geométricos y una escalera y detrás de todo eso, semi oculto, el numero 1514, como para iniciar una alquimia lingüística.

VII

La cultura árabe nos donó, dice Dan Brown, “al kuhl” que luego dialécticamente se transformó en al-cohol. Y más allá de que “Amén” significa así sea, se remontó encontrando su raíz en el Egipcio Dios Amon y del griego nos aclara que “telesma” significa completo pero que llegó a significar un objeto o una idea que requiere de otra para estar completa. Talismán entonces es “the finishing element”.

Sobre Moisés, el texto judío original decía “karan ´ohr panav” que puede significar en inglés “facial skin that glowed with rays of light” pero que al ser mal traducido en vez de que salieran rayos de luz de su sagrado rostro se interpretó como “cornuta esset facies sua”, o sea que de su rostro salían cuernos.

Cuando los griegos querían almacenar una información secreta, la escribían en láminas de barro que luego partían en varias piezas que guardaban en diferentes lugares, de tal manera que para develar el secreto se requería juntar todas la piezas. A este sistema le llamaban “simbolon” que es el origen de la palabra símbolo.

VIII

Explica el símbolo del conocido gran sello visible en el dólar estadounidense, donde sobre una pirámide que está inconclusa, aparece el ojo masónico del Gran Arquitecto del Universo quien todo lo ve. Los masones que diseñaron esa pirámide simbolizan que el hombre debe aspirar a lo más alto pero que como humano tiene obstáculos que debe superar hasta concluir el trabajo de superación.

Alrededor de la pirámide truncada aparece la leyenda “annuit coeptis” en la parte superior y en la parte inferior se lee “novus ordo seclorum”, y si enlazamos un triángulo con la base horizontal arriba y el vértice abajo, los vértices señalarían las letras A y S arriba y abajo la letra O. Si se sobrepone un triangulo invertido formaríamos la estrella de David, en la que el vértice superior seria el ojo que todo lo ve y los vértices inferiores señalan las letra N y S. Entonces en los cinco vértices que tocan letras se leé: MASON

IX

En alquimia un punto en el centro de un círculo es el símbolo del oro. Pero en Egipto representaba a Ra, el dios sol. Los místicos creían que era el ojo de dios y es el ojo que todo lo ve en el gran sello del dolar norteamericano. Para los seguidores de Pitágoras, dicho punto en el centro es la divina verdad y prístina sabiduría, o sea la unidad de mente, cuerpo y alma.

X

La cruz comenzó a ser símbolo cristiano a partir del siglo cuarto. Siglos antes la cruz era para los egipcios la intersección de dos dimensiones, lo humano y lo celestial. Tiempo después, al poner en la intersección una rosa, que es símbolo de perfección, el conjunto se convirtió en el símbolo de los Rosacruces, que también es el grado en la escala azul (filosófica) del rito masónico escocés cuyos miembros cuando alcanzan este grado son llamados los caballeros rosacruces.

XI

Desde siempre, nos dice, los ignorantes han sido los más gritones “or screamed the loudest” y han celebrado su intolerancia como prueba de sus convicciones. Creemos que con este libro, develando los símbolos que en el tiempo se han perdido, Brown trata de instarnos a superar la intolerancia, rechazar todo dogma y a investigar en los sagrados escritos antiguos, de cualquier religión, el paso del hombre por el mundo en su ruta a la Sabiduría.

Es imposible resumir tantas exposiciones, menos discutirlas, alabarlas o menoscabarlas; nuestra intención es como siempre, presentar otras formas de pensar y que cada quien saque sus propias conclusiones.

Managua, finalizando un inquietante Octubre del 2009

Neville Cross y María Elsa Vogl

Miembros del Centro Nicaragüense de Escritores

Post a Comment